Cetes: qué son y cómo funcionan

Los Certificados de la Tesorería de la Federación o Cetes son instrumentos de deuda emitidos por el gobierno federal, de bajo riesgo y rendimiento superior a la inflación. Estas características lo hacen sumamente atractivo, además de pueden adquirirse a  diferentes plazos y permiten un uso muy variado de ellos.
Como todo instrumento de emisión de deuda, los Cetes son vales mediante los cuales el gobierno obtiene financiamiento para hacer frente a sus compromisos financieros, con el compromiso de reembolsar el monto más un interés al tenedor de los bonos.
El riesgo de falta de pago asociado a estos instrumentos es mínimo pues la deuda contraída por el gobierno está siempre respaldada, excepto en casos realmente inusuales. En el caso de los Cetes, lo peor que puede pasar es, por lo común, que no se obtenga tanto beneficio por intereses como se puede prever, pero nunca se dejará de recuperar la inversión inicial más un extra.
La compra de Cetes está al alcance de cualquier persona física o moral. Los únicos requisitos son contar con al menos cien pesos para adquirir un mínimo de diez Cetes (cuestan 10 pesos cada uno) y tener deseos de participar en el mercado financiero con escaso riesgo.
La compra de Cetes se puede realizar directamente en el Banco de México, durante las subastas semanales que cada martes tienen lugar, o bien, a través de las numerosas instituciones que participan de la actividad financiera, tales como bancos, casas de bolsa y corredores independientes.
Los plazos y las tasas de interés que manejan los Cetes son los siguientes: los Certificados a 28 días pagan un rendimiento anual de 4.26 por ciento; a 91 días, 4. 47 por ciento; los Cetes a 182 días pagan un 4.60 por ciento, y finalmente, los contratados a 336 días generan un beneficio del 4.70 por ciento.
Desde mediados del 2011, el gobierno federal puso en marcha el programa Cetedesdirecto, mediante el cual las personas físicas pueden participar de la emisión de deuda interna sin tener que invertir grandes cantidades de dinero, a las que no cualquier ciudadano tiene acceso. El programa permite participar con la compra de Cetes por un mínimo de 100 pesos.
Basta registrarse en la página www.cetesdirecto.com para participar mediante una cuenta con Nacional Financiera. El programa permite adquirir bonos en menor cantidad que los grandes jugadores financieros y recibir los mismos rendimientos que ellos. Los plazos a disposición de los usuarios también son idénticos.
Hay que recordar, en cualquier caso, que la adquisición de bonos gubernamentales siempre implica el riesgo de requerir el reembolso de la inversión, y su venta prematura puede darse a un precio menor al que se compró, debido al movimiento de las tasas de interés.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

3 Responses to Cetes: qué son y cómo funcionan

  1. Osbaldo Graciano says:

    Es un buen negocio para tratar de conservar el patrimonio, o mejor dicho, de los ahorros familiares Los Cetes son respaldados por el gobierno.
    En estas épocas según mi opinión, es una de las formas más seguras de protegerse, el interés no es grande, pero el dinero conserva su valor adquisitivo

  2. prestamos para negocios says:

    Es muy interesante el negocio de los Cetes, me parece que aunque los rendimientos no sean impresionantes, son seguros y respaldados. Es una idea super accesible para tener una fuente extra de ingresos sin mayores riesgos que vale la pena conocer.

  3. Jona Nuñez says:

    Buenos días, cualquier negocio que ayude a crecer nuestro capital con el mínimo de inversión es positivo, las cetes al igual que los prestamos personales permiten a las personas que se dedican a ellos ofrecer una ayuda económica sabiendo que regresará con un poco de interés, además de haber ayudado a alguien en un momento de crisis o necesidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *