En México el lavado de dinero es cosa de todos los días

En México, el 32% de los bienes inmuebles que se adquieren son con transacciones fraudulentas, ya que se usan para lavar dinero o evadir obligaciones fiscales. En este país, el negocio inmobiliario aporta 500 000 millones de pesos a la economia mexicana por año, siendo una de las actividades más redituables en el país.

Es sencillo recurrir a esta técnica para el lavado de dinero ya que no es muy difícil adquirir un bien inmueble sin registrarse ante una entidad pública, por lo que son actividades que se pueden hacer sin ninguna formalidad fiscal, sirviendo así del disfraz perfecto para operaciones ilícitas como lo es el lavado de dinero; se detecta también un aumento de acciones fraudulentas en tanto aumenta el número de inmobiliarias fantasma. Se afirma también que es gracias al vacío legal que parece existir en el sector de compra y venta de propiedades que estas actividades pueden ser llevadas a cabo sin el menor viso de ley, siendo de los casos más comunes el comercializar propiedades ajenas, esto en propiedades previamente utilizadas, en bienes nuevos se venden desde conjuntos habitacionales hasta parques industriales con renders y showrooms.

Los fraudes inmobiliarios son de diferentes montos, generalmente se intenta que sean cifras discretas para no llamar mucho la atención de los bancos y de los agentes inmobiliarios, sin embargo hay veces que por la naturaleza del inmueble, las grandes cantidades de dinero no son más que normales. En un caso específico, se habla de el ex tesorero de los hijos de Martha Sahagún, quien realiza bazares nada fuera de lo ordinario en donde se llevan a cabo robos a pequeños locatarios y proveedores, mientras que un grupo de publicistas que son también fraudulentos inventa un concepto de lujosas residenciales y comerciales en Santa Fé, una zona muy asediada por los inversionistas de bienes raíces, en donde se posterga la entrega de las boutiques hasta por tres años.

Muchas veces para hacer estos fraudes atractivos, se utiliza la ilusión de compra a meses sin intereses o con grandes descuentos que de no ser ventas inmobiliarias fraudulentas sería muy caro sobrellevar.

Estos fraudes se hacen con la intención de lavar dinero aparentemente proveniente del narcotráfico, en su mayoría, sin embargo se habla de otros delitos como secuestro y extorsión, que desdichadamente son delitos muy frecuentes en México que han llegado a representar una gran cantidad monetaria.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to En México el lavado de dinero es cosa de todos los días

  1. prestamos says:

    El lavado de dinero es uno de los delitos más graves pues se relaciona con el robo, secuestro, narco, etc. además de que daña a tantas personas que diariamente hacen un trabajo honesto para poder adquirir su patrimonio para ellos y sus familias

  2. despacho juridico df says:

    Uff el tema del lavado de dinero y negocios fraudulentos es duro y complicado, la injusticia más grande se comete con la gente honesta (e ingenua) que por tener un ahorro cae en las garras de estas personas que solo intentan sacarles el dinero y ya

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *