La deuda en bonos del gobierno aumentó 118% en 5 años: BdeM

De acuerdo con el Banco de México, la deuda interna del gobierno federal llegó cerca de 3.7 billones de pesos al término de 2011, cifra que representa un aumento del 118 por ciento en lo que va de la administración del presidente Felipe Calderón.
Desde diciembre de 2006, el gobierno federal adoptó una política de financiamiento a través de la emisión de bonos de deuda, fundada en la estabilidad financiera del peso mexicano. La oferta resultó atractiva para un gran número de inversionistas, extranjeros muchos de ellos, no sólo por la cantidad de bonos así emitidos sino también por los atractivos rendimientos.
La razón por la que se aumentó de esta manera la oferta de instrumentos de deuda se debió a la necesidad de cubrir los gastos por intereses generados a consecuencia de la deuda externa.
En el esquema de la deuda interna, también conocida como deuda pública, son los propios ciudadanos o residentes de un país quienes son acreedores del gobierno, quien utiliza este modo de financiamiento para solventar sus deudas o realizar operaciones con otros agentes económicas, ya sean bancos privados o internacionales, o bien otros países.
En otras palabras, para hacer frene a sus compromisos con organismos extranjeros, los gobiernos recurren a préstamos de sus propios ciudadanos quienes se convierten en acreedores del gobierno.
Dichos prestamos toman la forma de bonos que el gobierno subasta o vende a un precio base, al cual se agrega un interés. La mayoría de los bonos sólo pueden ser cobrados en un término establecido de antemano, que puede ir de los pocos meses hasta los diez años.
El lado oscuro de la emisión de bonos aparece cuando se suman una serie de circunstancias desfavorables para el desarrollo económico de un país. La inflación, la desaceleración económica, el consecuente desempleo y caída del consumo, así como la debilidad de la moneda, privan a los gobiernos de libertad para manejar sus fondos de deuda. En un contexto semejante, los intereses pueden literalmente comerse el presupuesto del gobierno e incapacitarlo para hacer frente a sus compromisos.
Otro factor que puede resultar contraproducente a mediano y largo plazo es la tenencia excesiva de bonos por parte de extranjeros. Si bien es cierto que en lo inmediato el gobierno recibe financiamiento por la emisión de un bono, al cumplirse el plazo y reembolsar su importe a su tenedor más el interés devengado, el beneficio que produjo ese bono va a parar a bancos, inversionistas y otros organismo extranjeros.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to La deuda en bonos del gobierno aumentó 118% en 5 años: BdeM

  1. Fernanda Poblanta says:

    La deuda externa? Porque?, de donde nació esa deuda?, quizás por el dinero que se invirtió en salud para la población?, quizás exageramos?, o puede ser por la educación, o los jubilados, que son necios y quieren almorzar todos los días?, da que pensar……….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *