Cómo aprovechar los talleres vivenciales para las empresas

Las empresas acuden a los talleres vivenciales con la expectativa de sacar provecho de las capacidades de los trabajadores tanto en sus áreas como en áreas ajenas en las que puedan ayudar trabajando en equipo. La mejor manera de lograr que todos los trabajadores se sientan capaces de lograr cambios en su ambiente de trabajo es fomentar el liderazgo tanto el de ellos como el propio.

El team building es una estrategia a la que cada vez más empresas recurren gracias a sus excelentes resultados, pues siempre después de pasar por una de estas experiencias, el equipo sale más sólido y mejor conformado que antes, sin embargo es importante no olvidar el liderazgo y sus tipos:

Liderazgo personal. Siendo nosotros los líderes debemos saber cómo llevar a cabo este papel para que en vez de acarrear personas podamos guiarlas a través del camino profesional. Es menester saber orientar a los trabajadores que se acerquen a nosotros. También es importante saber delegar tareas y establecer objetivos.

  • Liderazgo profesional. Es necesario tener en cuenta que nuestro equipo depende de nosotros, por lo que nuestro ritmo será el ritmo de nuestros trabajadores; llevar un buen ritmo tanto en hacer las tareas como en encargarlas es un asunto clave.
  • Liderazgo empresarial. Esto es saber manejar las acciones globales de las empresas, saber amasar el team building de manera que todos sean dirigidos al mismo tiempo hacia una meta específica.

En los talleres vivenciales tenemos la oportunidad de poner todas estas aptitudes a prueba, demostrarles a nuestros compañeros de trabajo y a nosotros mismos que tenemos la capacidad no solamente de ser una persona que sepa dar órdenes, sino que sepa construir estrategias. Hay ciertas actividades que ayudan más a cohesionar a un equipo de trabajo:

  1. Actividad de red. En esta actividad, los participantes del equipo se encuentran con una red que tiene la misma cantidad de agujeros en ella que los participantes del equipo; los participantes deben buscar la manera de pasar todos del otro lado sin ocupar dos veces el mismo agujero.
  2. Cilindro de agua. En esta actividad lo que se tiene que lograr es llenar de agua un cilindro con diferentes tamaños de agujeros, por lo que tienen que organizarse para lograr el objetivo, pues al momento de llenar el recipiente, se darán cuenta de que tiene más agujeros de los que pensaban, así que no solamente el trabajo en equipo y la comunicación serán suficientes, sino que tendrán que actuar de manera ágil y rápida.

Toda vez que el equipo deba asistir a una actividad, es necesario contar con la participación de todos.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.