Definición y efectos de la recesión económica

En macroeconomía, se conoce como recesión a una situación de desaceleración económica de un país o región. No hay acuerdo formal sobre el periodo de tiempo que se tiene en consideración para declarar una recesión, pero el criterio más utilizado es el dos trimestres seguidos con una disminución en la actividad económica en general. Su característica principal es la falta de liquidez en todos los peldaños de las cadenas de producción y de consumo.
De acuerdo con la teoría de los ciclos económicos, corresponde a la recesión el momento de contracción de la economía, mientras que el crecimiento sostenido es sintomático de la fase de expansión. En otras palabras, para los economistas adscritos a la escuela keynesiana, la recesión responde a la naturaleza de la economía sin que exista la posibilidad de evitar sus efectos, tan sólo es posible amortiguarlos en beneficio de la población.
Sin embargo, lejos de ser un fenómeno incontrolable, la recesión es el nombre que se da a una suma de factores que impactan negativamente en el Producto Interno Bruto de un país durante un tiempo determinado. El resultado de estos factores es un indicador claro de falta de dinamismo en la economía y debe ser atendido por el Gobierno, los Bancos Centrales y cualesquiera otras instituciones responsables de la conducción económica. En otras palabras, una recesión no puede ser declarada de antemano, sino únicamente a toro pasado.
Al hablar de actividad económica se hace referencia a la producción industrial y manufacturera, así como a la prestación de servicios. Durante una recesión, debido a la falta de circulante, éstos son los factores que inicialmente decrecen, al igual que el consumo.
En consecuencia, las empresas ven disminuir sus ingresos. A estas alturas del proceso de desaceleración, comienza a elevarse el riesgo para la inversión, por lo tanto las empresas ya establecidas y las que pudieran tener intenciones de iniciar un proyecto lo pensarán dos veces y preferirán llevar sus capitales a otra economía que les ofrezca garantías de estabilidad y crecimiento.
También aumenta el desempleo. La caída en la producción y la ausencia de nuevos inversionistas obligan a las empresas a recortar los puestos de trabajo y cancelan las nuevas contrataciones. Es fácil imaginar en un escenario semejante que el desempleo agrava la ya de por sí difícil situación.
Existen otras denominaciones para los diferentes posibles casos en que ocurre la desaceleración económica. Si ésta es abrupta, es decir, en un solo trimestre o menos, se le conoce como crisis; si la recesión es muy duradera o particularmente severa, se habla de una depresión.
Existen mecanismos que los Gobiernos pueden emplear para reactivar la economía, como la inversión del gasto público en infraestructura, educación y desarrollo científico y tecnológico, entre otras. Lamentablemente, existe una tendencia a depender de los prestamos de los bancos internacionales para solventar este tipo de situaciones, medidas que, a la larga, no sólo no resuelven el problema de fondo sino que generan mayor deuda pública y menor capacidad de maniobrar de manera independiente

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to Definición y efectos de la recesión económica

  1. Uno de tantos says:

    Llámenlo como quieran, muchos estudios, muchas teorías, pero la gran pregunta es: que pasara cuando masas de gente humilde y desempleada no tengan para sus frijolitos?
    Como se lo explicaran?, en el plato vacio le darán de comer a sus niños las teorías que pondrán en el plato?, se pueden digerir?

  2. Verónica Robles says:

    En tiempos de crisis necesitamos lugares de dónde obtener dinero, por eso aqui te dejo el link de un sitio que te ofrece préstamos para negocios, préstamos personales o financiamiento para tu empresa con la tasa más baja del mercado y mínimos requisitos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *