¿Cómo afectará la llegada de Trump al sector industrial en México?

La victoria de Donald Trump ha traído preocupaciones a varios sectores relevantes para las economías de todo el mundo, tal es el caso del sector industrial, militar, de materiales para construcción, el sanitario y el de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones, este último instalado específicamente en Silicon Valley.

A pesar de que fueron muchas las amenazas que Trump hizo al país, y a otros sectores más, no se sabe cuáles sí se verán reflejadas inmediatamente en los primeros meses de su gobierno, o cuáles simplemente nunca verán la luz. No obstante de estas incertidumbres queremos comentar las que podrían afectar mayormente a nuestro país en el peor o el mejor caso.

No todo es negatividad. Donald Trump planea cambiar socios comerciales acereros, pues considera que la relación que su país ha establecido con China, no es justa. Además asegura que durante todo este tiempo, esta relación sólo ha perjudicado a Estados Unidos. Prometió que aplicará un arancel a todo tipo de producto procedente de China, por lo que los comerciantes de armex para construccion y acereros en general, en teoría podrían incrementar su intercambio comercial al norte.

Por otro lado, sabemos que México ha apostado toda la vida por una economía apoyada en la actividad petrolera, así que la medida que podría desatar gran polémica, es la permisión para que las industrias operen sin ninguna restricción sobre los efectos invernaderos y la contaminación; dándoles mayor libertad para que las industrias ejecuten su trabajo, tales como la petrolera.

Por otro lado, el sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, ubicadas en el estado de California, se encuentran preocupadas debido a que ellas hicieron evidente, en épocas de campaña, que apoyaban a Hillary Clinton, incluso todo Silicon Valley otorgó un monto económico para apoyar a la ex candidata, quien en ese entonces se perfilaba como posible ganadora.

Igual que el sector tecnológico, otros sectores se encuentran inmersos en la incertidumbre, pues su posición geográfica hoy en día figura como un factor importante para saber si se tendrá una buena relación con el futuro gobierno estadounidense, o ya sea porque se trata de un sector proveniente de Latinoamérica, o porque se ubica en un estado que se haya pronunciado como demócrata en los resultados de la elección.

Cabe decir que Estados Unidos se encuentra completamente fragmentado y enojado. Nos resta especular, igual que los economistas, y esperar a que no le vaya mal al país, pues en caso de que pierda sus fuerzas económicas, ante su vecino del norte con las remesas, el petróleo y la agricultura; la imagen del país recaerá probablemente a nivel internacional también.

This entry was posted in economia mexicana. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.