Cambian patrones de consumo de los mexicanos

Con los tiempos cambiando tan deprisa es normal que los patrones de los consumidores también cambien de acuerdo a nuevas necesidades y gustos, es por ello que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) decidió incluir 10 nuevos genéricos en su medición del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Estos nuevos producto y servicios son: la leche de soya, el té, los servicios para mascotas, servicios de paquetería, el transporte escolar, las herramientas pequeñas y accesorios diversos, las herramientas y equipo grande para el hogar, las alfombras y otros materiales para pisos así como las lámparas.

Así como se incluyeron nuevos genéricos, también se dejarán fuera algunos de ellos como son los calentadores de agua ya que están en desuso, así como la larga distancia nacional, ya que ésta fue eliminada desde el 2015 con las reformas de telecomunicaciones.

Esta actualización de la canasta de bienes, productos y servicios que se utilizan para medir la variación de los precios generales se aplicará a partir de julio del año 2018. Representantes del Inegi aseguraron que éste ha sido uno de los mayores cambios que se han realizado desde que inició esta medición en 1978.

Los cambios incluyen importantes componentes como: la actualización de la canasta de bienes y servicios que consumen las familias, la actualización de ponderadores, que son el peso o participación de los bienes y servicios en el índice de los productos, la expansión de áreas geográficas que se tomarán en cuenta para el levantamiento de datos, un nuevo diseño estadístico para hacerlo más representativo del patrón de consumo y el cambio de año base de la medición.

Uno de los cambios más importantes en el índice de precios son las regiones donde se hará el levantamiento de datos ya que el Fondo Monetario Internacional realizó una recomendación para que se hiciera en sitios que tienen menos de 150 mil habitantes, al seguir esta recomendación la cobertura se ampliará a 55 localidades más en ciudades como: Pachuca, Hidalgo; Cancún, Quintana Roo; Coatzacoalcos, Veracruz; Esperanza, Sonora; Izúcar de Matamoros, Puebla; Atlacomulco, Guerrero; Saltillo, Tamaulipas; Tuxtla Gutiérrez, Chiapas y Zacatecas.

Con esta inclusión se prevé que haya ciertos cambios debido a que en las nuevas localidades que fueron incluidas son más de origen rural, se estima que los principales cambios serán en genéricos como: vivienda propia, gasolina de bajo octanaje, restaurantes y similares, loncherías, fondas, torterías, taquerías, renta de vivienda, carne de res, electricidad, refrescos envasados, automóviles y tortilla de maíz.

This entry was posted in noticias and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.